Asesoría de cuidados
para personas mayores

En los últimos años han evolucionado mucho los profesionales, los servicios y los productos que existen en el sector de las personas mayores para asegurarles el mayor bienestar y calidad de vida. 

Te asesoro para que tengas la seguridad de que tiene los mejores cuidados y te acompaño en la toma de decisiones. 

No te quedes con la duda, se merece los mejores cuidados.

Jorge Monasterio Madrid, España

Antón nos ha acompañado a ver varias residencias. Su visión ha sido muy importante. Nos hemos quedado muy tranquilos con la decisión. Volveremos a contar con él.

María Prado Madrid, España

Después de 3 ingresos por neumonía, necesitaba un poco de ayuda y las recomendaciones en casa adaptadas a mi madre fueron un alivio. Mis hermanas y yo nos sentimos más tranquilas.

Marta Alonso Madrid, España

Encontramos a Antón a través de un amigo y le llamamos cuando a nuestro tío le dieron el alta del hospital después de romperse la cadera. Fue nuestra salvación para que pudiera seguir su recuperación en casa y volver a ser independiente.

Paola Bandini Córdoba, Argentina

Aunque las seis horas de diferencia no lo hayan puesto fácil, ¡qué bien que pudimos charlar! Te cuento que a mamá le está cayendo chévere el plan de cuidados que armamos.

Francha Méndez Madrid, España

Queriamos cuidar a nuestro padre cuando se quedó viudo pero no sabiamos como. mi madre siempre se habia encargado de todo. Gracias a Anton pudimos entender que cuidados necesitaba y como organizarnos para que mi padre no se encontrara desatendido y seguir en su casa.

Magdalena Llanos Madrid, España

Contacté con Antón a través de su web después de escucharle en una jornada de alzheimer, hablamos y contrate su asesoría para estar más traquila si era correcto que mi madre siguiese viviendo en casa o cómo podía ayudarla más. Después de acercarse a casa y entrevistarse con ella y conmigo, me envío su informe. Fue información útil y profesional. Se nota la experiencia.

Maria del Carmen Álvarez Gijón, España

Después de contarle a Antón la situación de mi padre, quiso acercase en persona a conocerle y hablar con él. Aunque tuve que esperar 3 semanas, mereció la pena. Lo recomiendo.